DÍA MUNDIAL DE LAS ABEJAS

DÍA MUNDIAL DE LAS ABEJAS

¡Feliz Día Mundial de las Abejas! Desde Naturalmente Cáceres queremos celebrar este día haciendo una serie de actividades para las familias cacereñas.

Pero antes… ¿por qué es tan importante este día? En 2017, las Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas, fecha que coincide con el nacimiento de Anton Janša, eslavo del siglo XVIII que fue pionero en aplicar técnicas de apicultura.

Las abejas son muy importantes, al igual que las mariposas, los murciélagos e insectos que polinizan las plantas y cultivos que consumimos. Los polinizadores son muy necesarios para conservar la biodiversidad, nos avisan de riesgos ambientales y nos indican la salud de los ecosistemas locales.

La abeja es el ser vivo más importante para la humanidad porque se encargan del 80% de la polinización de las plantas. Sin ellas, muchas especies de plantas, árboles e incluso fauna, se extinguirían. Incluso los grandes depredadores que dependen de otros animales que se alimentan de plantas y frutos que han sido polinizados por las abejas, también estarían en peligro.

Los factores que amenazan a las abejas en el mundo son: los pesticidas (principal problema en la extinción de los polinizadores), los insectos invasores como la avispa asiática o el escarabajo de la colmena, los cambios en el uso de la tierra, los monocultivos que reducen los nutrientes y el cambio climático. Es muy importante inculcar a los niños y niñas de Cáceres la importancia de este pequeño insecto y por ello, os proponemos un taller relacionado con ellas.

Hotel de insectos

Una manera de promover la biodiversidad y el aumento de abejas e insectos polinizadores en nuestros parques y jardines, es tener hoteles de insectos. Hace unos meses os propusimos elaborar uno casero para colgarlo en vuestros balcones y jardines particulares. Si pulsas aquí, puedes ver cómo hacerlo.

Decoración con abejas

¿Por qué no hacer divertidas abejas con cilindros de papel higiénico o con latas para decorar un jardín o un balcón? En esta Web, podrás ver ejemplos muy divertidos donde decoran latas, piedras y macetas como si fueran abejas. También podemos aprender un poco más sobre las abejas con el taller que nos proponen en la Web de ludibox.com, donde podéis elaborar divertidas abejas y flores que simulan cómo sucede la polinización.

Disfraz y juego de abeja

Podemos elaborar divertidos disfraces de abejas como el de esta Web, para después jugar y ponernos en la piel de una. Nos ayudará a reflexionar sobre qué hacen, dónde encuentran alimento, quién las protege, … Al final del juego, podemos explicar que hay diferentes tipos de abejas y que cada una de ellas se encarga de una función para que la colmena funcione perfectamente.

Juego lúdico “las abejas polinizadoras”

Para realizar este juego cooperativo, previamente elaboraremos carteles con fotos de diferentes especies de flores hortícolas: por ejemplo, flor de calabacín (amarilla), flor de puerro (parecida a un diente de león), flor de zanahoria (blanca), flor de berenjena (morada), flores de manzanos, naranjos, perales, … En la parte de atrás, tienen que estar las frutas y verduras que corresponden con la flor. En cada cartel, pondremos garbanzos o fichas de colores mezclados (los mismos colores que las flores) que simularán ser polen.

El juego consiste en que, en un espacio muy amplio y determinado (a ser posible en un parque o jardín), cada participante simulará ser una abeja que poliniza nuestro huerto. En el tiempo que determinemos (dependiendo del nivel de dificultad, puede ser mucho tiempo o poco), tienen que coger polen de un solo color y llevarlo a la flor que corresponda, coincidiendo el color del polen-garbanzo con el de la flor.

Tras el juego, comprobaremos si se han conseguido polinizar todas las flores y qué beneficios conseguimos: las que han sido polinizadas, les daremos la vuelta para mostrar el alimento que hemos conseguido. También se puede reflexionar si ha sido fácil o difícil ser abeja y si su labor es importante.

Podemos indicar finalmente que, sin la labor polinizadora de las abejas, muchas plantas y flores no se germinarían y por tanto no se podrían convertir, por ejemplo, en alimentos para el consumo humano.

FUENTES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.