EL OLIVAR CHICO DE LOS FRAILES

EL OLIVAR CHICO DE LOS FRAILES

Cáceres cuenta con muchos parques y jardines que visitar y en los que disfrutar. Hoy os queremos mostrar la naturaleza y biodiversidad de otro gran espacio verde de nuestra ciudad patrimonio de la humanidad: El Olivar Chico de los Frailes.

Con 12,5 hectáreas donde disfrutar de aire fresco, el Olivar Chico de los Frailes es puro bosque Mediterráneo, por lo que puede considerarse un “pequeño Monfragüe”. Está situado en la ladera sur de la Sierrilla y se accede desde la carretera de este barrio, desde el barrio R-66 o desde Aguas Vivas a través del camino hacia Fuente Hinche. También hay un acceso peatonal desde la Ronda Norte.

Recibe este nombre por haber sido propiedad de los frailes franciscanos de Cáceres. Fue uno de los bienes incautados a la Iglesia por la desamortización de Mendizábal y el terreno fue adquirido por los ascendientes de Fernando Valhondo Calaff.

Dentro del parque, podemos encontrar la casa de labranza que acogía un centro de interpretación de educación ambiental sobre los Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes, aunque está cerrado permanentemente. También podemos encontrar una hermosa charca y área de recreo que cuenta con mesas y sillas tipo camping. Estos espacios se rehabilitaron en la década de los 90 y se pensó que fuera la “Casa de Campo Cacereña”, un lugar donde reunirse con los amigos y con la familia para disfrutar de la naturaleza y de un buen día de campo.

De camino a este singular parque cacereño desde el barrio de Aguas Vivas, podemos encontrar dos fuentes históricas: Fuente Hinche y Fuente Barba o Bárbara.

Fuente del Hinche o Jinche está situada en el viejo Camino de Fuente Hinche y en los exteriores del Parque del Príncipe (anexo al camino hacia este parque de Cáceres). Hay documentos del siglo XVIII que nos informan de sus propiedades medicinales y sus usos. Forma parte de las fuentes históricas del arroyo de Aguas Vivas y tiene una gran tradición en la ciudad por el gremio de las lavanderas.

Fuente Hinche

Entre higueras y huertas, podemos encontrar Fuente Barba o Bárbara. Está en el mismo camino que Fuente Hinche, enclavada a los pies de La Sierrilla y al lado de una de las entradas del parque. También se erigía siguiendo el curso del arroyo de Aguas Vivas, pero su uso no se destinaba al consumo humano, sino para dar de beber al ganado o para lavar.

El Olivar Chico de los Frailes conserva la vegetación original del bosque mediterráneo, por lo que podemos encontrar muchas especies como encinas, alcornoques, olivos, piruétanos o zumaque. También es un lugar excelente para observar avifauna rústica como abubillas, petirrojos o rapaces nocturnas como el autillo. También se pueden observar aves de matorral como las currucas e incluso milanos, cigüeñas, buitres, lechuzas, mochuelos, vencejos, mirlos y gorriones. Es un lugar excelente para las aves que habitan en Cáceres y sus alrededores, declarados en gran parte Zona Especial de Aves Urbana (ZEPA).

No dudéis en que el parque cacereño Olivar Chico de los Frailes es un espacio verde que nos inspira un gran remanso de tranquilidad y nos deja respirar aire puro sin apenas alejarnos de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.