EL PASEO ALTO

EL PASEO ALTO

Cáceres cuenta con grandes parques y jardines que visitar y conocer. Si estás por la ciudad te recomendamos conocer el Paseo Alto o el Paseo de Ibarrola.

Este parque de Cáceres, está situado junto a la Plaza de Toros (inaugurada en 1846) y se puede acceder a él desde el Paseo de Ibarrola, construido hacia 1920. El Paseo Alto de Cáceres, tiene su origen en 1852 cuando el Ayuntamiento decidió construir el primer parque público en el Cerro del Teso o Cerro del Rollo (que dio lugar a su nombre inicial Cerro del Teso, lugar conocido en la ciudad porque era donde estaba el “rollo” o “picota”, lugar donde se cumplían las penas de vergüenza pública).

En su parte más alta a 452 metros de altura; se construyó en 1860 la Ermita de los Santos Mártires, donde cada año a finales del mes de enero, se celebra una romería con actividades lúdicas y gastronómicas.

Era muy frecuente en la época que los médicos recomendaran a los pacientes con enfermedades respiratorias que pasearan por la zona por su abundante vegetación y arbolado.

En este paseo destaca sus dos grandes repisas de piedra con respaldo o barandilla de metal, donde puedes sentarte y contemplar su vegetación y abundante arbolado: encinas, madroños, pinos, grandes eucaliptos y olmos centenarios (hemos mencionado sus olmos en el  post sobre los Olmos Centenarios del Palacio de Justicia y la Parroquia del espíritu Santo). También cuenta con zonas con romero, laurel e incluso se puede dar un paseo para recoger espárragos. Si decides pasear por este parque cacereño, podrás deleitarte con los sonidos de la naturaleza y podrás observar aves como golondrinas, aviones comunes, rabilargos, mirlos o gorriones.

Dentro del parque, puede verse una fuente de estilo neomudéjar (conocida como la Fuente del Paseo Alto y que data de 1929) y los restos de un antiguo polvorín militar (1850) que estaba destinado a almacenar la pólvora que fue usado durante la Guerra Civil (se optó por este lugar por estar alejado del casco urbano y así evitar accidentes). También puede contemplarse una casa abandonada llamada “Pozo de la nieve” (cuyos trámites para su recuperación están en proceso), que era donde se almacenaba la nieve traída de las Sierras de Béjar o Piornal y que abastecía de hielo a los ciudadanos de mayo a octubre para poder refrigerar alimentos y bebidas.

Al estar en una posición alta, desde este parque de Cáceres se puede observar una falla inversa (en la que el labio inferior se eleva hacia arriba y el superior, al contrario), justo en el corte de la Ronda Norte y la carretera que va hacia Casar de Cáceres.

Pero lo que más destaca, además de su gran naturaleza y geodiversidad, son sus vistas espectaculares hacia los Llanos de Cáceres con la Sierra de Gredos al fondo (puedes verlo pulsando aquí), además de poder ver gran parte y barrios de la ciudad: Montesol, Ronda Norte, La Mejostilla, Cáceres El Viejo, Ciudad Monumental o el Parque del Príncipe. Puedes ver un vídeo de sus vistas hacia la Ciudad Monumental, Ronda Norte y Parque del Príncipe pulsando aquí.

En definitiva, el Paseo Alto de Cáceres es su primer espacio verde en el que puedes escaparte momentáneamente del ajetreo de la ciudad para relajarte y contemplar su belleza y singularidad histórica y natural.

FUENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.