OLMOS CENTENARIOS DEL PALACIO DE JUSTICIA Y LA PARROQUIA DEL ESPÍRITU SANTO

OLMOS CENTENARIOS DEL PALACIO DE JUSTICIA Y LA PARROQUIA DEL ESPÍRITU SANTO

Cáceres cuenta con grandes monumentos que ver y visitar. Hoy os proponemos uno natural y centenario: los olmos que están en el Palacio de Justicia y en la parroquia del Espíritu Santo.

Estos olmos se encuentran en la Ronda de San Francisco y el más grande tiene una altura de casi 12 metros. Se estima que su edad es de aproximadamente 200 años. El más joven, que tiene una oquedad en forma de oreja, ha sido respetado en la construcción los juzgados cacereños, quedando rodeado por las escaleras de acceso.

El olmo se trata de un árbol caducifolio que suele medir hasta 30 metros de altura. Su copa es amplia y tiene un tronco negruzco y agrietado. Es una especie de ribera y, junto a frescos, sauces y alisos, forman olmedas. Su figura dominó las plazas de los viejos pueblos de España porque la Constitución de Cádiz de 1812 lo proclamó como símbolo de libertad.

Es un árbol muy apreciado por ofrecer una gran sombra; sus flores (al igual que la margarita común, de la cual hemos hablado en Instagram), se agrupan en inflorescencias. Éstas dan lugar al fruto que se disemina antes que las hojas se hayan formado completamente. La corteza se usa para tintar o incluso hacer infusiones que ayudan a calmar cólicos estomacales, poseyendo un efecto antidiarreico y astringente. Su madera ha sido usada en la construcción de embarcaciones porque es muy resistente a la humedad. Debido a su color oscuro, también se ha utilizado en ebanistería y mueblería.

En los últimos 100 años han sufrido de grafiosis, una epidemia causada por un hongo (Ceratocystis ulmi) que ataca y tapona los vasos conductores de la savia, provocando su muerte. Este hongo, es transportado por escarabajos y solo afecta a las especies de olmos. Por este motivo, están en peligro de extinción (se cree que la población de olmo común ha decrecido entre un 80 y un 90%). También las podas excesivas son grandes amenazas, por lo que contar con olmos tan longevos en nuestra ciudad es un gran privilegio. En el caso de Cáceres, los que están en la ermita del Espíritu Santo, sufrieron esta epidemia y el Ayuntamiento de Cáceres decidió podarlos de manera drástica en julio 2019 para poder recuperarlos.

Además de la grafiosis, muchos olmos cacereños están afectados por la galeruca, otra plaga que es producida por un coleóptero que se alimenta tanto en estado larvario como adulto de hojas de olmo, dejando solo los nervios o esqueleto de las hojas.

Además de los olmos centenarios del palacio de Justicia y le ermita del Espíritu Santo, en la avenida de Alemania (cerca del barrio del Perú) y en la ermita de los Santos mártires (Paseo Alto) podemos localizar más olmos como éstos, y posiblemente centenarios.

FUENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.