LA HIGUERA DEL PALACIO CARVAJAL

LA HIGUERA DEL PALACIO CARVAJAL

En el palacio de Carvajal podemos contemplar uno de los jardines más hermosos de la ciudad monumental. En este espacio con encanto, encontraremos una higuera muy peculiar que según dicen, tendrá cerca de 500 años, pero siendo realistas, la higuera está datada en unos 260 años.

¿Cómo llegó este peculiar árbol al palacio con su torre redonda? En 1960 Dolores de Carvajal procedió a la reconstrucción del palacio y para ello adquirieron dos casas que estaban adosadas al palacio, que tenían sus corrales correspondientes y que son los que dan lugar al jardín del palacio. Parece ser que es la razón de que exista la higuera centenaria ya que, en uno de ellos, allí se encontraba.

El matrimonio quiso cortarla, pero no hubo manera y la higuera volvía a brotar una y otra vez; intentaron taparla con cal viva, y se dice que ese es el motivo, junto con su edad, por el cual en la base del tronco tiene protuberancias y deformaciones.

Higuera del Palacio de Carvajal

En cuanto a la pequeña higuera que crece en la parte de arriba de la Torre Redonda, se dice que procede de las raíces de la propia higuera que han ido trepando por las piedras de la torre. Aunque es probable que el motivo real de que se encuentre allí esta pequeña higuera es que se encuentra en un mechinal (uno de tantos que encontramos en la ciudad monumental), lugar de nidificación de grajillas, vencejos y palomas que transportan higos o brevas a sus nidos, dejando en ellos algunas semillas. Si disponen de humedad suficiente, germinan y crecen dando lugar a nuevas higueras como la que podemos contemplar en la Torre de Carvajal.

Torre Redonda. Fototeca del Patrimonio Histórico.

La higuera centenaria tiene una altura total de unos 7 metros y un perímetro de tronco de 2,60 (a 1,30 de altura), además de un enorme tronco nodular, con epidermis grumosa y aunque se considera que está en regresión, tiene un brote en el interior del viejo tronco que seguro que hará que pueda vivir mucho más tiempo con nosotros.

Fuentes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.